logo
Fiesta de interés turístico autonómico
btn

Los Sangiles

Con la llegada de septiembre se inicia el tiempo de San Gil y su hinojo en Enguera. El campo está pletórico, lleno de esta planta medicinal que extiende su aroma anisado por toda la sierra y los municipios cercanos. Más de mil niños, acompañados de sus familias acuden a los campos de Enguera para recoger el hinojo y dar vida a los sangiles. Con el hinojo se da forma a porras, cruces y figuras de todo tipo, ramilletes engalanados con papel de colores y se compite en originalidad e ingenio... LOS SANGILES. No existe ninguna otra población que tenga una celebración parecida, transmitida de generación en generación. Es difícil no encontrar una familia en Enguera que no haya confeccionado con mucho cariño su propio sangil. La celebración se remonta a 1862. La devoción a San Gil se inició en Enguera, según la tradición, a finales del siglo XVIII, introducida por el abad del convento carmelita de la localidad, donde ya no hay religiosos. El inicio de la bendición y procesión de hinojos se remonta, por lo menos, a 1862, año en el que queda reflejada su celebración en la revista 'El Museo Universal', donde se le dedica un grabado en el que se reproduce el multitudinario acto de la villa de Enguera.

Premios Sangil 2016

LA TRADICIÓN EN ENGUERA ES PREMIAR AL SANGIL MÁS LARGO Y AL MÁS CREATIVO.

El Sangil más largo este 2016 con 58 metros de longitud ha ido a parar a los Juniors de Enguera


En la Feria de San Gil 2016, han participado alrededor de unos 2.000 de niños junto a sus amigos, familiares, abuelos…, con la misma ilusión y ganas de siempre. Gracias al compromiso de la población enguerina podemos decir que la festividad ha perdurado un año más, en un ambiente renovado de participación y asistencia. En la dotación de premios a los sangiles, se ha tenido especial atención el cumplimiento de la utilización de los materiales permitidos: hinojo, hilo palomar o cuerda y papel de seda.


 


premios
premios
premios
premios
premios